Asumiendo la necesidad de explicitar los criterios y procedimientos que deben resguardar las relaciones entre este medio y sus autores, así como de objetivar los derechos y responsabilidades que a cada uno compete en el proceso de participación en el espacio público comunicacional, Revista Encrucijada Americana da cuenta y promueve un adecuado marco de prácticas difusionales que a continuación detallamos. Estas se basan en las orientaciones que a este respecto propone el Committee on Publication Ethics, COPE, en su Code of Conduct and best Practice Guidelines for Journal Editors (http://publicationethics.org/)

Deberes y responsabilidades generales de los Editores:

  • Procurar satisfacer las necesidades de sus lectores y autores;
  • Mejorar constantemente la revista;
  • Asegurar la calidad del material que se publica;
  • Defender la libertad de expresión;
  • Resguardar la integridad y reserva de los antecedentes académicos;
  • Impedir que las necesidades comerciales comprometan los estándares intelectuales y de edición;
  • Estar dispuestos siempre a publicar correcciones, clarificaciones, retracciones y disculpas cuando sea necesario.

Específicas respecto a los lectores: Sea por medio de mención directa o a través requerimiento particulares, los editores darán siempre toda la información relativa a origen de la publicación, fuentes de financiamiento; rol de eventuales financistas o patrocinadores; origen y/o patrocinios financieros de los artículos publicados. Así mismo, dispondrá públicamente de la información sobre política editorial, criterios de edición, trabajos de indexación.

Relación con los autores: Los editores darán todos los pasos necesarios para asegurar la calidad del material que publican, especificando, si es del caso, finalidades y estándares de exigencias de las distintas secciones en que el contenido se organice.

Las decisiones del/los Editor/es, concernientes a la aceptación o el rechazo de un manuscrito para publicación, estarán basadas exclusivamente en la importancia, originalidad y claridad del manuscrito, y en la relevancia del estudio para con los contenidos declarados de la revista.

A través de la publicación en la revista de las exigencias de preparación de manuscritos u originales, el Editor informará al autor sobre estos requisitos. Por medio de la respectiva publicación en el home de la revista, el Editor dará a conocer a los autores la modalidad de evaluación de originales, pautas de revisión, plazos de respuestas, mecanismos de apelación, tratamiento de los derechos de autor, resolución de conflictos de intereses.

Todo cambio en personas y criterios de la dirección editorial de la revista no podrá afectar a los autores (y sus trabajos) aceptados para publicación en fecha anterior a los cambios

Evaluación de pares: La dirección de la revista publicará las guías o pautas de evaluación de originales por medio de las cuales los autores sabrán a qué atenderán los evaluadores de sus trabajos. Revista Encrucijada Americana tomará las medidas para asegurar y resguardar la privacidad de las identidades de los pares evaluadores. Cualquier cambio sobre esto será oportunamente informado a los autores.

Los Editores dispondrán de un mecanismo informado sobre recepción y tratamiento de quejas y reclamos; sus instancias de respuesta y apelación en distintos niveles, hasta un eventual veredicto final inapelable por parte de los editores y los autores materializado en la designación de un árbitro imparcial nombrado caso a caso por las partes involucradas.

Promoción del debate: Los editores publicarán todas las críticas u oposiciones fundamentadas que se recepcionen a propósito de la publicación de un artículo u opinión. Sólo la presencia de malos términos u ofensas impedirán esta reproducción. Los autores de los materiales criticados tendrán, a su vez, oportunidad de responder sujetándose a las normas de respeto y cordialidad comunicacional.

Promoción de la integridad ético-académica: Los Editores asegurarán que los contenidos a publicarse se ajusten a criterios éticos internacionalmente aceptados. En caso necesario, solicitarán a los autores las probanzas éticas pertinentes (Comités de ética, Consejos de revisión, etc). La obtención de estos resguardos no implicará, de todos modos, que los materiales propuestos por los autores dispongan per se de garantía ética. El Consejo Editorial de la revista se reserva el derecho a la sanción final.

Los Editores promoverán el resguardo ético tanto en trabajos publicados como no publicados. Para ello, se priorizará por abordar los reparos con los autores o los directamente concernidos. En caso necesario, por la magnitud o implicancias de las faltas éticas, podrán llevar el o los casos a otras personas e instituciones.

De advertirse que han sido publicadas en la revista imprecisiones significativas, menciones equívocas o engañosas, informaciones distorsionadas, esta revista recurrirá a los autores para su corrección inmediata en la versión en línea de la revista. Tal proceder deberá quedar claramente explicado en la misma publicación. En caso que por cualquier motivo no se consiga la corrección dicha, los editores se reservan el derecho a dar de baja los contenidos en discusión

Consideraciones comerciales: Revista Encrucijada Americana es de acceso abierto y gratuito en su versión online. Sin perjuicio de esto, la dirección de la revista podrá aprobar medios comerciales de distribución sin que ello afecte el libre acceso mencionado.

Conflicto de intereses: Asia América Latina dispone de mecanismos y fórmulas para atender y resolver en diversos conflictos de intereses que se presenten entre sus gestores; entre estos y los autores; entre los autores y los evaluadores; entre sus contenidos y sus lectores.

En los conflictos al interior de su Consejo de edición, las reuniones de este equipo, las consultas bilaterales entre sus miembros, y la determinación final por parte de la Dirección de la publicación, son los mecanismos de tratamiento y despeje de las inconveniencias y problemas.

Respecto de la revista y su entorno editorial (autores, evaluadores, lectores), se contempla la recepción de quejas, reclamos, apelaciones, rebates y respuestas transmitidas al Editor, quien determinará los pasos a seguir y las personas e instancias a recurrir.

En caso que las quejas se dirijan en contra del Editor, la comunicación deberá, en primera instancia, dirigirse a este. Si la queja no fuera atendida o no resuelta satisfactoriamente, el o la reclamante podrá dirigirse a la Dirección de la revista, instancia que podrá, de ser necesario, recurrir de común acuerdo con el/la reclamante, a la determinación de un árbitro final de fallo obligatorio para las partes.

Originalidad. Los autores deben asegurar que los datos y resultados expuestos en el trabajo son originales y no han sido copiados, inventados, distorsionados o manipulados. El plagio en todas sus formas (incluyendo el auto plagio), la publicación múltiple o redundante, el envío simultáneo de propuestas a más de una revista, así como la invención o manipulación de datos constituyen faltas graves de ética y se consideran fraudes científicos. Sin embargo, es admisible publicar un trabajo que amplíe otro ya aparecido como nota breve, comunicación o resumen en las actas de un congreso, siempre que se cite adecuadamente el texto sobre el que se basa y que las modificaciones supongan una modificación sustancial de lo ya publicado. También son aceptables las publicaciones secundarias si se dirigen a lectores totalmente diferentes; por ejemplo, si el artículo se publica en diferentes idiomas o si hay una versión para especialistas frente a otra dirigida al público en general. Se deberán especificar estas circunstancias y se citará apropiadamente la publicación original.

Plagio y auto-plagio: Sin duda que el mal uso de recursos de terceros o de sí mismo, constituye una de las faltas más graves a la ética y probidad en asuntos de investigación y publicación científicas. Sobre el punto existe una vasta bibliografía donde se caracteriza el problema en sus múltiples dimensiones. Esta revista asume la preocupación por el fenómeno mediante las siguientes acciones:

Detección por medios electrónicos: se somete a revisión y chequeo de títulos de trabajos, nombres de autores y contenidos en buscadores web (Google; DDG). También se utilizan herramientas especializadas open source, tales como: plagiarism detect y turnitin, además de estar al tanto de consejos y orientaciones de HTW, principal emprendimiento en la materia (ver sitio HTW): mediante el cruce de párrafos ubicados como sospechosos, trabajo encomendado a nuestro equipo editorial ejecutivo.

Detección de estilo: mediante el cruce de párrafos ubicados como sospechosos, trabajo encomendado a nuestro equipo editorial ejecutivo.

De otra parte, las presunciones o juicios de (auto) plagio y otras modalidades de uso engañoso de producciones previas, son sometidos a los siguientes pasos:

  • Calificación de la sospecha o falta por parte de la Dirección de la revista
  • Comunicación de la duda o hecho fehaciente de fraude (con datos y pruebas) a el o los autores

Indicación de plazo para descargos y /o aclaraciones. El plazo, salvo razones de fuerza mayor, es perentorio, y no se extenderá más allá de los 30 días corridos desde el momento de la comunicación a los afectados.

Ponderación, en casos que corresponda, de aclaraciones y respaldos de aseguramiento provenientes de autores cuestionados.

Resolución y veredicto final, por parte de Comité Ejecutivo, sobre destino final de la obra puesta en cuestión en un plazo no superior a los 60 días. El veredicto será inapelable.

Todo el procedimiento será por escrito y quedará debidamente respaldado en los archivos de gestión de la revista. En caso necesario, el Comité ejecutivo de la publicación podrá requerir la asesoría u opinión de expertos ajenos a la instancia editora a fin de contar con elementos para la mejor resolución.

La sanción a que serán sometidos los autores que efectivamente hayan consumado la falta de plagio y auto-plagio (no hayan dado respuesta clara y concluyente de las dudas y reparos), será la de la imposibilidad de hacer llegar nuevos textos y comunicaciones a la revista por espacio de 3 años. La revista se reserva el derecho, de pendiendo de la naturaleza y efectos del problema a abordar, de comunicar resultados públicamente y/o pasar los antecedentes a otras instancias administrativas y jurisdiccionales atingentes al asunto.

Para efectos de definiciones de conceptos y calificación de la eventual detección de esta falta, esta revista se atendrá a las estipuladas por COPE y Plagiat-HTW

Autoría del trabajo. Quien figure como responsable del contacto ante la revista, en el caso de autoría múltiple, debe garantizar el reconocimiento de quienes hayan contribuido significativamente en la concepción, planificación, diseño, ejecución, obtención de datos, interpretación y discusión de los resultados del trabajo; en todo caso todas las personas que lo firman comparten la responsabilidad del trabajo presentado. Asimismo, quien actúa como persona de contacto debe asegurar que quienes firman el trabajo han revisado y aprobado la versión final del trabajo y dan su visto bueno para su posible publicación.

La autoría de contacto debe asegurar que no se ha omitido ninguna de las firmas responsables del trabajo y que satisface así los mencionados criterios de coautoría, con lo que se evita la autoría ficticia o regalada, que constituye una mala práctica científica. Asimismo, deben reconocerse en una nota del artículo, a modo de agradecimiento, la contribución de otras colaboraciones que no figuren como firmantes ni sean responsables de la versión final del trabajo. Si la revista o los firmantes del artículo lo solicitan, en la versión publicada se describirá de forma escueta la aportación individual de cada integrante del grupo firmante al trabajo colectivo.

Fuentes de información. En el texto del trabajo se deberán reconocer las publicaciones que hayan influido en la investigación, por lo que se debe identificar y citar en la bibliografía las fuentes originales en las que se basa la información contenida en su trabajo. No ha de incluir, no obstante, citas irrelevantes para su trabajo o referidas a ejemplos parecidos, y no ha de abusar de las menciones a investigaciones ya asentadas en el corpus del conocimiento científico. El autor o la autora no debe utilizar la información obtenida privadamente a través de conversaciones, correspondencia o a partir de algún debate con colegas en la materia, a no ser que cuente con permiso explícito, por escrito, de su fuente de información y dicha información se haya recibido en un contexto de asesoramiento científico.